One thought on “El incongruente”

  1. [Lo que ya era una cosa espantosa de incongruencia eran los sueños del Incongruente.] Es un libro relativamente pequeño. [El ris ras de la sierra.] Menos de trescientas páginas y más de doscientas. Para ser un libro escrito a principios del siglo XX es pequeño. Sin embargo me encontré leyendo sus páginas, leer y leer y leer, y sentir en más de una ocasión que no avanzaba entre las páginas. Eso lo convertía en un libro no-pequeño. [La mesa bufaba como bufa la electricidad irritada y e [...]

  2. Era Gustavo, por todos estos antecedentes, un caso agravado del mal del siglo, de la incongruencia. Él había desmentido de tal modo todas las cosas, y suponía de tal modo que las unas podían ser iguales que las otras, que se le había descompuesto el destino y, en relación con él, todo desvariaba.Por decirlo así, era un disolvente de todas las leyes de la vida, que se rompían, se enredaban, se quedaban aisladas desanudadas cuando él se interponía entre ellas. El Incongruente pensaba: [...]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *